Poema

Poema de “La sombra de le existencia” en “Abrir un libro”

Hoy ha sido seleccionado uno de los poemas de la novela “La sombra de le existencia” para ser publicado en la web “Abrir un libro”.

Se trata de un extracto de la novela, que como todos sabéis es una ficción de fantasía psicológica.

“La sombra de le existencia” no es un libro de poemas, pero dentro de él hay en ocasiones alguno, debido a que es la forma ideal de expresar ciertos sentimientos del protagonista, que va pasando del mundo onírico al real a una velocidad que finalmente le lleva a estar prácticamente atrapado entre ambos estados, terminando por no querer saber cuál de ellos es real. Le vale el que le “sirva” una realidad más a su gusto.

Os dejo el enlace: http://www.abrirunlibro.com/2014/08/el-nuevo-aullido/

Abrirunlibro Poema

 

Comprar libro

 

Anuncios

Poesía: El tétrico interior

Ver lo que sientes o ver lo que percibes, qué más da, al final solo queda la soledad del ser interior, esa cueva fría cálida acogedora.

Mirar cara a cara lo que sientes, qué miedo,

echándolo hacia afuera, ahí fuera, desnudo, despojado,

viendo ahí tus miedos, tus anhelos esperanzas quereres,

proyectar tu interior hacia fuera, un disparate,

viendo el mundo como tú quieres que sea, como tú quieres que sea,

jugando con él, desafiando a la realidad, pugnando porque sea solo tuyo,

Hacer tuya la vida, qué locura.

 Extracto de la novela “La sombra de la existencia”. Si te ha gustado prueba el libro pulsando aquí o lee algunos de los relatos que tengo en la web.

LA MIRADA INTERIOR - DETALLE1

Poesía: El nuevo Aullido (homenaje a Ginsberg)

Libros, libros, libros. En la soledad de una lúgubre habitación. Libros.

Vi las mejores mentes de mi generación destruidas por la locura, hambrientas histéricas desnudas”…

«Pero no, yo no las he visto, rodeado de seguridad y buenos consejos yo he vivido en la ambigüedad de un próspero bienestar, en la laxitud, abandono de una vacía y amarga opulencia. Yo escribiría otro aullido, escribiría otro sordo grito.

Y es que creo que he visto a las mejores mentes de mi generación destruidas por lo cotidiano, desnutridas calmadas elegantes,

caminando por las calles de los afortunados en busca de una colérica aprobación,

hombres contemporáneos rectos con cabezas de ángel ardiendo por conectar con la estrellada maquinaria de la placidez, de lo ordinario, de lo habitual

que ricos y elegantes y excitados pasaron el día trabajando bajo la luz artificial de oficinas  frías, cargando sobre sus hombros hipotecas del bienestar,

que vagaron por ahí y por ahí entre papeles que no les interesaban preguntándose a dónde ir, y se iban de sus oficinas sin dejar corazones rotos,

sin sueños, sin dificultades, con pesadillas que despiertan, familias y bromas y seguridad sin fin

que fueron aplastados por sus sueños de seguridad, deshidratados en sus esperanzas y que buscan en la mentira vías de escape a su absurda opulencia.

Claro, así sería ahora nuestro aullido, ese sería el grito de desesperanza. Qué distinto y qué trágico.

 Extracto de la novela “La sombra de la existencia”. Si te ha gustado pulsando en estos enlaces:

Capitulo seleccionado v2 Primer capítulo v2

allenginsberg